• REFLEJOS PRIMITIVOS
    Reflejos innatos del Sistema Nervioso Central

Reflejos primitivos

Son unos reflejos innatos del Sistema Nervioso Central (SNC) que permiten al ser humano desarrollarse desde el nacimiento.

La presencia de reflejos primitivos después de los 3 años es un síntoma de inmadurez del Sistema Nervioso e implicará dificultades en su desarrollo, afectando las habilidades motoras gruesas y finas, percepción sensorial y cognitiva.

Más del 90% de los problemas de aprendizaje y atención se deben a qué alguno de los reflejos primitivos no ha madurado correctamente en su periodo de desarrollo. La consecuencia es una reacción en la cadena neurológica causando problemas de atención e hiperactividad.

La Terapia de Movimientos Rítmicos (TMR) consiste en la realización de una serie de ejercicios rítmicos y suaves dirigidos a potenciar el desarrollo neurológico y motor consiguiendo la correcta integración de los reflejos primitivos que pudieran estar activos.

Algunos de los síntomas o signos que nos pueden hacer pensar en reflejos primitivos no integrados correctamente:

Dificultades en el aprendizaje de la lectura y escritura

 Problemas de concentración y atención

 Comportamiento hiperactivo

Dislexia

 Dificultados para permanecer sentado

 Hipersensible a los sonidos

Mareo por movimiento

 Malas posturas

Sentarse encima una pierna

Poco equilibrio

Con poca gracia y descordinado

Anda de puntillas

Dificultado para hacer volteretas

Dificultado en el control de esfínteres

Mala articulación al habla

Dificultada para coger bien el lápiz

Si detectas alguno de estos síntomas en tu hijo, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario para concertar un examen optométrico.

Si eres un maestro o profesor y detectas alguno de estos síntomas, ponte en contacto con los padres o tutores del alumno.

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo rápidamente:

0 + 8 = ?